¿Estás ansioso depresivo?. ¿Tienes ataques de depresión?

La depresión y su comorbilidad.

Pacientes diagnosticados de ansiedad pueden desarrollar depresión. La fobia social o el trastorno de angustia preceden a estados depresivos.

 

¿Estás ansioso depresivo?. ¿Tienes ataques de depresión?.

La persistencia de un estado anímico  triste, apático, irritable acarrea tal sufrimiento que interfiere en la vida cotidiana de la persona. La depresión incapacita a nivel personal, estudiantil, social y de ocio. La depresión afecta al funcionamiento orgánico, al bienestar anímico y a la mente.  Teniendo repercusiones en la manera de pensar, en el juicio y en el comportamiento. La depresión genera un sentimiento de inferioridad injustificado, una persistencia del sentimiento de inutilidad, falta de energía, agotamiento, dificultad para concentrarse, recordar y tomar decisiones.

Dicho trastorno afecta a la autoestima, a la alimentación y al descanso pudiendo generar dolores crónicos y trastornos digestivos. Se vive en una sensación de “ir al ralentí”, “ir arrastrándose” siendo constantes los autoreproches, la falta de decisión y el pesimismo. Se pueden tener pensamientos reiterados sobre la muerte e incluso plantearse el suicidio con algunas tentativas de llevarlo a cabo. Como puede comprobarse el menoscabo vital y la destrucción que conlleva la depresión genera dolor tanto a los afectados como a su entorno.

La sintomatología, gravedad y persistencia de la depresión varían en función de su tipología. Asimismo, la expresión de la depresión se asocia también con otras patologías, siendo por tanto el tratamiento acorde al cuadro del paciente. La existencia de ansiedad crónica es un factor de riesgo para el desarrollo de cuadros depresivos. Los llamados “ansioso-depresivos” solapan síntomas psíquicos y somáticos. Tres de cada cuatro depresiones mayores son depresiones ansiosas. La ansiedad puede presentarse como un síntoma permanente durante el episodio depresivo pese que existan fluctuaciones en su intensidad. Así pues pacientes diagnosticados originalmente de ansiedad pueden desarrollar depresión. De hecho, trastornos como la fobia social o el trastorno de angustia suelen preceder a la aparición de estados depresivos.

Comúnmente, el médico de cabecera pone un tratamiento farmacológico por su bajo precio y solución a corto plazo. La empresa farmacéutica se frota las manos ante el arsenal con el que cuenta, la lista es larga. Antidepresivos como  la fluoxetina, la reboxetina, la viloxacina, la paroxetina, la fluvoxamina, la mirtazapina, la mianserina, la amitriptilina, la sertralina, el citalopram, la imipramina o la clomipramina. Benzodiacepinas como el clonacepam o los ISRS, los IMAO, el litio, la carbamazepina, el ácido valproico, la lamotrigina o la gabapentina. Se trata de remedios a corto plazo que alivian la sintomatología pero que no erradican el problema. Estas sustancias pueden crear efectos secundarios y nos empujan a la dependencia a ellos por su empleo prolongado. No obstante,  la realidad es que la evolución del paciente estará íntimamente ligada al devenir de la patología psíquica asociada. Por todos estos motivos, es imprescindible contar con la ayuda de un profesional de la psicología que nos ayude a superar la depresión.

HORARIOS DE APERTURA

Lunes – Viernes9:00 – 21:00
Sábados10:00 – 14:00

  +34  678 418 294

DONDE ESTAMOS

COMO LLEGAR

  • METRO: EMBAJADORES (Línea 3, amarilla) y ACACIAS (Línea 5, verde). A solo 10 minutos caminando desde la boca del Metro.
  • BUS: Cerca paran muchas líneas de autobuses: 6, 45, 55, 59, 60, 78, 85, 105, 148, E1.

PRIMERA CONSULTA GRATUITA

La consulta es un espacio amplio y confortable donde te sentirás tranquilo y seguro.

Te garantizamos absoluta discreción y confidencialidad.

2018-02-19T17:59:47+00:00